Velero interestelar

Esqueria

99-0_20140709_LightSail1_Space03_t233

Imagina una vela del grosor de una bolsa de plástico; o más bien de una cuarta parte. Imagina que no usa el viento para impulsar la nave, sino el impacto de los fotones de la luz solar (o de cualquier otra radiación electromagnética).

Esto son las velas solares. En efecto, pese a la nula masa de los fotones, la radiación electromagnética tiene un momento que hace que, si choca con un cuerpo, se cree una presión consecuencia de la conservación de la cantidad de movimiento (más o menos la manera en que han funcionado siempre las velas cuadras en vientos portantes). En The Planetary Society lo explican así de sencillo:

Los fotones tienen energía y momento > Los fotones se reflejan en la vela, transfiriendo momento Los fotones tienen energía y momento > Los fotones se reflejan en la vela, transfiriendo momento

Moverse así solo es posible en el espacio, sin resistencia friccional (ya no digamos de formación de olas). Se consiguen aceleraciones muy pequeñas…

Ver la entrada original 449 palabras más

Un pensamiento en “Velero interestelar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s