Salones Náuticos……

Exposiciones Flotantes, Ferias Náuticas, Boats Show y un incontable número de denominaciones han sido utilizadas a lo largo de las costas españolas para designar el sinfín de actos comerciales conjuntos que los profesionales de la náutica han inventado para intentar paliar los efectos de la crisis.

Al hilo de esto nos suena muy chocante que el evento de referencia en España, hasta el momento, a pesar de su más que evidente derrumbamiento, nos referimos al “Salón Náutico Internacional de Barcelona”, “Fira de Barcelona”, haya impugnado el registro de “Valencia Boats Show”, evento que se presenta en Valencia en el mes de abril, desde hace seis años. Algo está ocurriendo con esta Exposición para que el “Salón Náutico de Barcelona” se preocupe hasta este extremo.

Creemos que puede ser:

el aumento constante de expositores o
el marco incomparable donde se desarrolla o
quizás los costes de participación o
la gratuidad del acceso o
la organización y atención a los expositores….

Si bien está alentada por la Administración, este Evento está organizado por el sector profesional y abierto, esta es la voluntad, a todos los profesionales de España, para continuar con su expansión y consolidar este Certamen.

Los argumentos de la exposición catalana es, que tienen la titularidad sobre la denominación “Boats Show Spain”, denominación, que yo recuerde, no han utilizado para identificar el “Salón Náutico de Barcelona” jamás, por lo que la posibilidad de confusión solo puede estar en su imaginación y en sus miedos. Sino juzguen ustedes…..

Pienso que harían mejor en preocuparse por ver que es lo que hacen mal, en lugar de poner zancadillas a las ilusiones de los demás.

El tiempo pondrá las cosas en su sitio y mientras tanto a ver si mejora el tiempo y podemos navegar más porque, además de la meteo, dificultades de otras índoles en este deporte no faltan así que mucha suerte y tened cuidado ahí fuera.

SORPRESA

O no sorpresa en las elecciones del R.C.N. de Valencia, si bien tenían algo en común las dos únicas candidaturas que concurrieron en última instancia a las elecciones para gestionar la difícil situación y el futuro del RCNV, esta era la manifiesta voluntad de hacer “cosas” para salir de esta situación.

Los perfiles de las candidaturas eran bien distintos, solo había que ver la estética de sus imágenes en carteles y programas de mano, por un lado el diseño y apariencia de organización  y de otro la improvisación y la voluntad, que siempre hay que presumirles como el valor, y un mensaje de cercanía.

Durante la campaña saltó la polémica, la primera acusó a la segunda de plagio de programas de candidaturas de otros clubes y se ocuparon con eficacia de que se difundiera esta cuestión, haciéndose eco la prensa y corriendo como la pólvora en los medios sociales.
La defensa de la segunda fue muy inteligente, sincera y hábil: hemos copiado lo que hacían bien los demás.

Y como última diferencia, la primera con miembros, en principio, muy cualificados y precedidos de curriculums fantásticos, nada discutibles “pero” con respaldos en la sombra y digo en la sombra porque parece ser y se confirma, que con reuniones fuera de la visibilidad pública. Muchos socios no entendieron porque estas personas no formaban parte de esa candidatura, si colaboraron en su organización, programa y estrategia. Y la segunda con trabajo a pie de obra o a pie de pantalán quizás más cercano a un mayor porcentaje de socios.

Pues bien gano la segunda y yo quiero desearles hoy toda la suerte del mundo porque, además de hacer bien las cosas, necesitarán mucha suerte.

Ah y vosotros tened cuidado ahí fuera

Viendo un noticiario de mediodía, creo, en TV no recuerdo en que canal, ni cuantos días hace (no muchos), lo que si se es que cuando terminó cambie a otro canal y también dieron la noticia, solo unos minutos más tarde. Era el final y por lo tanto la sección de deportes, por supuesto después del futbol y de pocos más deportes (siempre de deportistas masculinos, claro), como siempre por orden de prioridades, por lo tanto a este le correspondía el último, y pocos minutos, más bien segundos.

Daban noticia del vuelco de un catamarán de competición y en observar como los tripulantes caían desde el casco que quedaba en la parte superior, sin poder entender, si es que lo dijeron, que barco era ni donde, ni cuando (reciente), ni en que circunstancia de competición o entrenamiento, pruebas, etc. había ocurrido.

La noticia consistía en el accidente, -en el morbo del accidente y de cómo caían al agua los navegantes-, mostrando un desprecio e ignorancia sobre el deporte de la navegación, habitual en los medios de comunicación.

Supongo que si el accidente hubiera tenido consecuencias trágicas, le hubieran dedicado más tiempo y más detalles, pero también hubiera sido por el morbo que pudiera provocar en los televidentes, no por destacar, cuan bello, sufrido y arriesgado es el deporte de la vela y eso que cabría destacar que esta disciplina a dado grandes alegrías y bastantes medallas, cuando España no se llevaba prácticamente ninguna medalla en competiciones ni Juegos Olímpicos.

¡Que pena! a vosotros os deseo mucha suerte y tened cuidado ahí fuera

SE ACABÓ EL VERANO

Desde hace algún tiempo se ha contagiado un cierto optimismo por el asunto de la exención del impuesto de matriculación a los barcos de 6ª lista y de más 15 mts. de eslora, que como todos sabemos, son muy pocas unidades las matriculas que responden a estas circunstancias. Algo es algo, pero que nadie piense que esta decisión salvará el sector.

Nada se comenta de que el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, se haya duplicado en la Comunidad Valenciana, pasando del 4 al 8%.

Se acabó el verano y al regreso de los barcos a sus puertos base, gran parte de ellos, se quedarán estáticos hasta el próximo verano o más. Sin hacerles las reparaciones y mantenimiento que requieren y, lo peor, sin disfrutar de la navegación placentera que nos oferta especialmente el Mediterráneo en otoño e invierno, jornadas magníficas de pesca, paseos a vela, etc….Pero ya hemos salido de la crisis……

Yo os deseo mucha suerte y tened cuidado ahí fuera

LAS HOGUERAS DE SAN JUAN

LAS HOGUERAS DE SAN JUAN
Hemos hablado hace muy poco de las dificultades, trabas y, en consecuencia, gastos que supone poder pasear con tu barco el próximo domingo con tus amigos o familiares, debido a los inconvenientes de una legislación incomprensible e inasumible.
Las cosas están llegando a términos insoportables y yo diría que más bien de vergüenza, aunque habría que ver a quien se le pone la cara roja y temo que, como pasa en tantas otras cosas, los responsables se mirarán unos a otros y nadie tendrá la culpa y a seguir.
Ha llegado el momento de llamar a las cosas por su nombre: en la náutica deportiva existe tal incompetencia legislativa que no puede continuar, si a quien corresponde no sabe, lo primero sería reconocerlo y o bien se marcha o pone a alguien que lo resuelva o que se asesore (que eso puede ser gratis).
Es una verdadera vergüenza el revuelo nacional que existe en estos momentos con los ‘abanderamientos belgas’ hasta el punto que el folleto informativo para el cambio de bandera te lo entregan incluso en alguna ‘Capitanía Marítima’.
Ahora que hemos dejado atrás el mes de mayo tan propio para estos temas y tradicionalmente para las primeras comuniones, me viene a la memoria que en mi infancia cuando estuve en este trance organicé un buen revuelo en casa al empeñarme en tomarla vestido de torero a lo que por supuesto después de varios follones no accedieron y el día de autos lo hice vestido de marinero raso (no de almirante), pero de marinero. No sé en qué hubiera cambiado mi vida, dado la movida nacional que existe en defensa de las corridas de toros y es sorprendente que un segmento del turismo (primera industria nacional) como es el turismo náutico nadie haya movido un dedo en su defensa, ni la sociedad, que debido a la educación que hemos recibido solo le parece un deporte de ricos, ni las autoridades.
Esto en estos momentos solo tiene un camino o cogemos toda la legislación al respecto y ahora que se acerca San Juan hacemos una hoguera con ella y rescatamos la Jurisdicción de la práctica de este deporte de la Autoridad de la Dirección General de la Marina Mercante (Ministerio de Fomento) y la ponemos en manos de la Dirección General de Deportes (Ministerio de Cultura) o estamos muertos.
Mientras tanto sinceramente os deseo mucha suerte…………….y por favor tened cuidado ahí fuera.

SE CLAUSURÓ

….. la exposición valenciana ‘VLC BOAT SHOW’. Ni los más optimistas podían prever estos resultados, embarcaciones a flote de vela, motor y catamaranes, primeras marcas españolas y europeas; en seco embarcaciones fueraborda, piraguas, etc., electrónica, accesorios, complementos de todo tipo, charter, toda clase de servicios y un sector de motores náuticos donde estuvieron representadas las primeras marcas del mundo.
Todo esto, junto con las innumerables actividades tanto deportivas como sociales, ecológicas y de toda índole, hizo las delicias de la multitud de visitantes, de todas las edades, que concurrieron a la Marina Real Juan Carlos Primero durante la duración del evento.
Además acompañó la meteorología, también el incomparable marco espacioso, parking para expositores y visitantes, fácil acceso, entrada gratuita; tan solo faltaba la actividad comercial y ésta no se hizo esperar y los resultados, para los tiempos que corren, fueron mejores de lo esperado, lo que nos hace pensar que, si se sigue en esta línea, estamos delante de una exposición náutica de referencia en España y en el Mediterráneo Occidental.
Que tengáis suerte y……..tened cuidado ahí fuera

VLC BOAT SHOW – V Exposición Flotante de Valencia

Se aproxima la inauguración de la V Exposición Flotante de Valencia, esta edición convertida en “VCL BOAT SHOW” por su nueva dimensión y vocación no solo de abrirse al mercado nacional sino también al Internacional, si se disipan las incertidumbres de unos, las inseguridades de otros y las…. suspicacias de algunos.

El evento que nos ocupa, aborda unos riesgos en los tiempos que corren, y que van correr, y una voluntad y un desafío que solo con ello es digno de admiración. No exento de problemas por los escasos recursos de un sector donde la crisis se ha cebado con especial virulencia sin que nadie, a nivel nacional, haya movido un solo dedo para paliarlo; además se encuentra con otros problemas no menores con lo son las suspicacias de algunos, que en lugar de mejorar sus ofertas, se han dedicado a dificultar la participación de profesionales, desviándola a colaborares.

Este año ha aparecido la colaboración de la Administración Local, que ha sido decisiva para dar el salto y poner de manifiesto que la Pequeña Empresa que es quien se ha hecho cargo de la organización junto con la Administración Local, es capaz de muchas cosas si no se le ponen demasiadas dificultades. Esperamos que a la vista de lo que suceda en esta edición, la gran Patronal se incorpore a este evento que, además será el único nacional o internacional en España que organiza el sector, aunque ya sabemos que los grandes son más timoratos o quizás más interesados.

Les deseamos mucha suerte y tened cuidado ahí fuera.

ESTOS SON MOMENTOS

Que si las circunstancias lo permiten y el tiempo no lo impide nos ponemos a preparar el barco, quien lo haya podido conservar, para la próxima temporada, que en el Mediterráneo empieza ya. Puede que nos encontremos en la situación de que, además de la varada necesaria y anual con el fin de adecuar la obra viva, revisar y cambiar ánodos, revisar timón/es o cola/s, fuelles, retenes, imbornales etc. además tengamos que renovar el Certificado de Navegabilidad, con lo cual tendremos que avisar a la Oficina Técnica habilitada para este cometido, para que realice la inspección en seco como primera parte de su trabajo. Quizás nos encontremos con la sorpresa de que nos haya caducado la pirotecnia, bengalas cohetes etc. y quizás le ocurra tres cuartos de lo mismo a los extintores, a la radiobaliza con su batería y/o hidrostato es posible, vamos seguro, porque así lo manda la ley. Me gustaría conocer personalmente al que la parió; la balsa también habrá que mandarla a revisión para cumplir con los requisitos legales.
Para todo esto, además de ilusión, habrá que preparar un buen dinero como consecuencia de una disparatada legislación, legislación que no existe, al menos de esta manera, en ningún país civilizado o para ser políticamente correcto, en ningún país de nuestro entorno.
Para no entrar en detalle de cada uno de estos males, daré mi opinión personal sobre el conjunto, todo ello sin caer en la tentación del “todo vale” pero si eso no es bueno, tan perverso o peor es lo contrario. Esto es una situación que viene desde tiempos inmemoriales, la legislación que regula la navegación de recreo, incluyendo las titulaciones y por supuesto la fiscalidad, que hacen todo esto absolutamente insoportable, resultado de la incompetencia e ignorancia del legislador y lo peor de todo es que tiene difícil o ninguna solución mientras siga en manos de la Dirección General de la Marina Mercante y esta a su vez del gobierno de turno que ni sabe ni quiere resolverlo.
Si no hacemos borrón y cuenta nueva, con remiendos y chapuzas, de los cuales ya se han dado buena muestra, no se logrará nunca; quizás, y esto es ciencia ficción, podría ocurrir con la complicidad del sector profesional, pero lo dudo ya que la patronal, a la vista de los hechos, ni esta ni se le espera. Solo hay que girar la vista y ver que ocurrió cuando se les modificó, a la baja, a los vehículos terrestres el Impuesto de Matriculación, que era la gran coartada para no tocarlo en las embarcaciones, argumentando criterios de emanación de gases o sea de contaminación “tremenda falacia”. En realidad yo no se muy bien cuanto contamina un velero en una bonita ceñida, ni siquiera una motora pescando con el motor parado o tomando el baño.
Bueno no quiero extenderme más porque serían interminables los motivos y los ejemplos por los que no entiendo nada, lo que es evidente es que un sector con posibilidades reales de desarrollo, porque hagamos lo que hagamos el sol y el Mediterráneo estarán ahí, no tenga ningún interés para la Administración competente.
Para resolver todo esto nos hará falta mucha suerte.
Y mientras tanto tened cuidad ahí fuera..

Se veía venir

Esta ocurriendo estos días un hecho que a muchos sorprende pero si nos ponemos a pensar, era de esperar. En el Real Club Náutico de Gandia ha saltado la alarma y se esta produciendo un éxodo, cuyas dimensiones no podemos preveer.
Desde hace algunos años, han venido venciendo concesiones náuticas deportivas concedidas a distintos clubes náuticos y, si echamos cuentas de las fechas en que se concedieron y los plazos de las mismas, en los próximos años expirarán algunas más.

Los clubes que se encontraron en esta situación en los años boyantes, resolvieron la renovación (aunque hasta donde alcanzan mis conocimientos las concesiones de Estado no son prorrogables) de la forma que consideraron mas oportuna y las inversiones realizadas se amortizaron en un instante, incluso hubieron codazos para estar en primera fila. Pero esos tiempos han pasado y las renovaciones tienen difícil solución, la inmediata es recurrir al encarecimiento de los amarres, en el caso que nos ocupa hasta el triple del actual, lo que en muchos casos lo hace insostenible para sus propietarios y todo ello ha desembocado en la puesta a la venta de muchas embarcaciones.

Un sector como el náutico, donde “METER” un aficionado en el agua, supone un esfuerzo inmenso por razones económicas, sociales, familiares etc.; estas circunstancias, en vez de “METER” los esta “SACANDO” del sector y sin que nadie mueva un dedo. Veremos los años que tardamos en recuperar lo perdido.

Creo sinceramente que la culpa de todo esto, aunque no solo ellos, la tiene la Administración Pública, tengo la convicción que la gestión de los puertos deportivos, varaderos y amarres de cualquier tipo, no deben estar en manos de los Clubes Náuticos, aunque les agradezcamos la labor realizada en otros tiempos, tenemos que reconocer que, en la mayoría de los casos, son asociaciones decimonónicas. ¿Y el sector profesional y las organizaciones empresariales?…. ni están ni se les espera.

Parece que este sector económico, que estaba en alza tanto en industria como en servicios y creando puestos de trabajo, no interesa a nadie, con la pobre excusa de que es un sector para ricos, aún si fuera cierto (barcos los hay de casi todos los precios) los trabajadores son iguales y tienen los mismos derechos que los de cualquier sector industrial.

Nos hará falta ………mucha suerte

Y tened cuidado ahí fuera

Hace mucho tiempo

Debía de ser por 1977 o 78, recibí una llamada en mi despacho y en principio me pareció algo extraña, las primeras preguntas se refirieron al tipo de embarcaciones y el número de ellas que vendíamos, en no se que periodos….; continuó esa especie de entrevista con preguntas como ¿qué circunstancias deberían darse para dinamizar el sector? siempre en el ámbito de nuestra influencia, etc.. Quiero aclarar antes de continuar que la persona que me entrevistaba lo primero que hizo fue presentarse y aclarar en nombre de quien lo hacia, no recuerdo su nombre pero si a quien representaba: la Generalitat Valenciana, y estábamos en el recién estrenado periodo pre-estatutario.

Tras darle los datos que solicitaba, siempre de memoria, le situé en las necesidades del sector.

Por entonces en RCNV estaba ubicado en la cabecera de un muelle del puerto comercial de Valencia, pegado a los astilleros de Unión Naval de Levante y disponía de dos pantalanes y medio, un carro de varada y media docena de lanchas en seco que apenas dejaban paso a los usuarios, no es difícil de imaginar lo que le solicite: AMARRES, amarres públicos de bajo costo, con una estructura básica sin costos sociales, ni barras de bar, ni salones etc. Solamente pantalanes con buen acceso, luz y agua. Al preguntar donde los situaría le contesté inmediatamente que dragando desde la desembocadura del Turia hasta el azud de Moreras contaríamos con metros de pantalán para no acabárselos en décadas.

No me considero un visionario, pero si me hubieran hecho caso habría supuesto que hoy se podría navegar hasta el Oceanográfico en plena Ciudad de las ciencias (en el supuesto de que no se hubiera construido posteriormente el muelle Príncipe Felipe).

Oiga; me dijo, ¿estaría dispuesto a participar en una mesa de trabajo al respecto? Tomó nota de mi nombre y forma de localizarme y…….hasta HOY 2013.

Esto daría para muchos análisis pero mejor en otro momento…

Mucha suerte y tened cuidado ahí fuera.